30 de Aile, año 198

Uff… Estoy molido. Me he pasado toda la mañana intentando acceder a la montaña sin conseguirlo. He probado lanzándome desde un árbol, yendo corriendo directamente, yendo despacio, cargándome todo el cuerpo con pesadas piedras… y nada. El maldito viento siempre aparece. Y para colmo sigo sin encontrar comida… la verdad es que me empiezo a sentir algo débil, y no creo que pueda aguantar mucho más sólo con el agua que me queda. A ver si mañana tengo un poco más de suerte.

3 comentarios:

Eglomer dijo...

El próximo se hará esperar un poco... :P ¿Qué pasará? jiji

Kudasaru dijo...

hala, q cortito!!, nos merecemos otro, no?, q la intriga me supera:)
con lo del ángel de la guarda me refería a que solo un milagro te podría sacar de una situación tan difícil.
weno, suerte con el viento:D

Anónimo dijo...

JOAn
Que corto pero no molesta lo quemolesta es que mataras al pobre Eglomer tio .
A mi que me dava pena imaginate ahora.
De tu nuevo i pequeño amigo.